María Pagés Compañía “Una oda al tiempo”

Etiquetas

, , , ,

     Es la primera vez que tengo el placer de ver a María Pagés y a su auténtica brigada de profesionales de todo tipo. Ocho bailarines, dos guitarras, un violín, un cajón y un violonchelo acompañados por dos voces, una masculina otra femenina.

    María Pagés Compañía expone al espectador un ciclo de vida que depende en su totalidad de la naturaleza. Una luna, que está presente durante todo el espectáculo a la vez concede la vida, la arrebata y la encamina de la manera que quiere. Los bailaores están implicados en lo que sucede en el mundo actual; conflictos y derrumbamientos pero también la constante búsqueda de la felicidad y de lo que la confiere. Una coreografía estupenda que implica el juego con el espacio y con el vestuario. Cambios muy dinámicos que fanfarronean el carácter efusivo del baile flamenco. Aunque en esta obra no falta momentos de reflexión y es cuando emerge la creadora. Ella es la que establece los más significantes instantes de respiro.

Su larga trayectoria le ha llevado a colaborar en Carmen y El amor brujo de Saura, para después empezar a dirigir su propia compañía, la que dirige hasta el día de hoy. A sus 56 años sigue siendo una de las mejores creadoras del arte flamenco, con una visión muy actual, y ante todo con ganas de transmitir lo que el arte siempre ha reivindicado: pensar, razonar y reaccionar.

Visto en Teatro Arriaga, Bilbao.

Anuncios