El público frente a una actríz y tres espejos y ella – enfrentandose con su vida en un camerino lleno de objetos que le ayudan a recordar y reflexionar. La actriz aparece en el escenario totalmente desnuda  para, posteriormente, desnudar, paso a paso, su vida. Su desnudez es tanto física como metafórica, un gesto que transmite deseo de ser como un libro abierto para el espectador. El tramo del espectáculo puede parecer una película reviviendo diferentes historias y épocas, todas, obviamente sacadas de su vida, llenas de innumerables anécdotas y preguntas que hasta ahora no han encontrado respuesta.

Un monólogo diferente, ambicioso y valiente, tanto en cuanto a texto como a la interpretación, escrito e interpretado por la misma persona. Con unas profundas reflexiones entre lo que hay que, lo que se debe y lo que podemos para al final, entre cantos, poesía y el relato de su cuerpo multiplicado además en los espejos y focos, poner de nuevo todo en duda en un corto “Esa no soy yo”.

Ester Bellver es una actriz con fundamentos en danza, detalle que también ha sido apreciado en “protAgonizo”. Empezó su carrera como actriz cuando tenía 24 años estudiando en diferentes sitios y participando en diversos espectáculos y hoy día lleva más de 25 años de experiencia en este ámbito.

Anuncios